lunes, 27 de octubre de 2008

La Ronda VI: Qué país hace la mejor cerveza?

En esta ocasión el motivo de La Ronda es propuesto por Carls, de “El Universo de la Cerveza” y se titula “¿Qué país hace la mejor cerveza?”. Más precisamente, las preguntas que se hace Carlos son: ¿Qué País hace las mejores cervezas?, ¿Por qué lo piensas? y ¿Cuáles son las tres que más te gustan de dicho país?

Ésta, como la mayoría de las preguntas que nos hacemos en La Ronda, es para mí muy difícil de contestar. Por dos razones, por la limitada cantidad de cervezas que uno ha tomado de otros países y, porque uno encuentra cosas para destacar dentro de cada escuela.

Para comenzar el análisis por algún lado, voy a dividir la escena cervecera mundial en 3 “escuelas”: la Centroeuropea (principales exponentes Chequía y Alemania), la Británica (sobre todo representada por Inglaterra y, en un lejano segundo lugar, Escocia) y por último la escuela Belga. A continuación voy a hacer una breve reseña de cada escuela, que puntos fuertes veo, que puntos juzgo como débiles y ejemplos comerciales de cada una. La idea es al final de ésta recapitulación elegir alguna de las “escuelas” como la favorita de la casa.

Escuela Centroeuropea. Desde mí punto de vista creo que una de las características salientes de esta escuela es la calidad técnica con la que se ejecutan las cervezas pertenecientes a este grupo. Se trata, en general, de cervezas prístinas, balanceadas y muy equilibradas. Esto es meritorio si tenemos en cuenta que, la mayoría de las veces, éstas cervezas se realizan empleando técnicas mas complejas que el resto de las otras tradiciones cerveceras (por ejemplo la maceración por decocción). Entonces, las virtudes que veo en este caso son: ejecución impecable, consistencia y balance. Por otro lado, la “formalidad” excesiva lleva a veces a la creación de cervezas demasiado predecibles y repetitivas. Un factor no menor que lleva a esto es la famosa “Ley de la Pureza”. Esta famosa disposición con la que nos viven machacando cerveceros de todo tipo y tamaño, hace las veces de “corset” e impide que haya una necesaria innovación. A modo de ejemplos comerciales, creo que son representativas las lagers doradas (Pilsners como Bitburger y Jever o Helles como la Weinhenstphaner o Paulaner), las bocks (como la Salvator y la Celebrator), las Octoberfest (como la Spaten) y las Altbier (que a pesar de ser ales son sumamente “prístinas”, como la Uerige), entre otras. Las cervezas de trigo (Weizen y Hefeweizens) se alejan un poco de la norma, ya que son un poco más “vividas” desde mi punto de vista, aunque son ejecutadas de la misma impecable manera. Por el lado de Chequia, no tengo demasiada experiencia, pero de lo que he probado destaco la Pilsner Urquell (en lata se disfruta mejor por éstas latitudes) y la estatal Budweiser (la original, no la infame estadounidense).




Escuela Británica. Separar la tradición cervecera británica de la institución del pub es imposible y se pierde su esencia. Las cervezas británicas están hechas para beberse de a pintas (he presenciado sesiones de más de 7 pintas por persona). Son cervezas livianas, pero llenas de sabor, para acompañar la charla. No buscan resaltar, pero a la vez rebosan de personalidad. Tal vez la virtud que más admiro en los maestros cerveceros ingleses es el “sabor” que logran extraer a mostos de tan baja densidad (me animaría a decir que por lo menos el 80% de la cerveza producida en el Reino Unido no supera los 4,5 grados de alcohol). Esto permite que uno pueda disfrutar varias pintas de su cerveza preferida sin perder su capacidad de mantener una charla medianamente coherente, reforzando la propiedad de “lubricante social” que se le atribuye a la cerveza. Otro factor que hace de la cerveza británica algo tan especial es el método de servirla. Ya sea mediante las “handpumps” o por gravedad (“stillage”), es de esas maneras tradicionales donde las cervezas de las islas brillan en todo su esplendor y sin paralelo. Quizás esta “afabilidad” de los estilos ingleses se logra sacrificando la posibilidad de hacer estilos estridentes, fuertes y mas “jugados”, tendencia que de a poco algunos cerveceros de esas tierras buscan revertir. Los estilos británicos abarcan un espectro muy amplio y apasionante, desde las oscuras porters y stouts hasta las maltosas y tradicionales bitters; desde las apacibles y humildes milds hasta las brillantes y altamente lupuladas golden ales. Personalmente disfruto mucho de los productos de cervecerías como Fullers (mis preferidas son la ESB y la London Porter), Youngs (si bien la bitter no es gran cosa, la Special London Ale es un delicioso ejemplar de IPA inglesa, lo mismo la Oatmeal Stout). Más difíciles de conseguir, pero muy recomendables son todos los productos de la cervecería Dark Star (una de sus famosas creaciones es la Hophead, una golden bitter muy cítrica y llena de sabor con tan solo 3.8% de alcohol).






Escuela Belga. La escuela belga es la más “diferente” desde mi punto de vista pero a la vez la que se hace más difícil de definir, debido a la falta de homogeneidad en sus filas. Paradójicamente esto a su vez, para mí, es una de sus mayores virtudes. Las cervezas belgas son extremadamente idiosincráticas, fiel reflejo de maestros cerveceros que están más cerca de ser artistas que técnicos. Los maestros cerveceros belgas son famosos por su creatividad, por recurrir a cualquier cantidad de ingredientes sin ningún tipo de pruritos y por ser muy celosos (en la mayoría de los casos) de sus secretos. Una de las evidencias de la amplitud de sensaciones que las cervezas elaboradas en Bélgica ofrecen es que debe ser la escuela que más “estilos” ha generado y sin embargo, presenta un sinnúmero de casos de muy difícil clasificación y que son prácticamente estilos en si mismos. El defecto que le encuentro a esta escuela es que, debido a la gran “informalidad” que la caracteriza, a veces la consistencia se resiente un poco, y uno se puede encontrar con productos defectuosos. En cuanto a los estilos propios de está región son muchos, pero destacan las ales fuertes doradas (como Duvel), las ales fuertes oscuras (como la famosísima Westvleteren 12 o la Golden Carolus), las famosas cervezas trapenses (mis preferidas son las de Westmalle y Rochefort), las Saisons (como la Moinette), las Lambics (Cantillon, Girardin). Hay cervezas que son estilos en sí mismas, como la Rodenbach Gran Cru o la Orval, también hay cervecerías únicas con un portafolio de productos excepcionales, como mis favoritas Dupont y De Dolle Browers (la Stille Nacht es una de las mejores y más complejas cervezas que he probado).






Mi preferida: la escuela Estadounidense. Así es, creo que la actualidad del movimiento cervecero de EE.UU. consolida lo mejor de cada una de las diferentes escuelas. Hoy en estados unidos se pueden encontrar excelentes lagers al estilo centroeuropeo (la Samuel Adams, Victory Prima Pils), tienen cervecerías que replican muy bien estilos británicos (Bridgeport, Full Sail) y hasta se dan el lujo de tener cervecerías que producen toda una gama de productos de muy alta calidad inspirados en la tradición belga (Ommegang, Allagash, Jolly Pumkin, entre otras). Es decir, creo que hoy en día la cerveza artesanal en Estados Unidos cuenta con productos de una muy buena calidad técnica, consistentes, con una amplia variedad de estilos y con una gran capacidad de creación y superación. Hoy en día hay más de 1.500 cervecerías en el gran país del norte entre industriales, regionales, micro cervecerías y brewpubs. Otra virtud, más personal, es que los americanos destacan en dos de mis estilos preferidos: American Pale Ale (“APA”) e India Pale Ale (“IPA”), estilos en los que demuestran su mundialmente conocido amor por los lúpulos, sobre todos los lúpulos autóctonos, que destacan por sus notas cítricas y resinosas, que algunos encuentran rusticas pero que otros adoramos. Puntualmente de éstos estilos disfruto mucho de dos de los exponentes más conocidos, la Sierra Nevada Pale Ale y la Anchor Liberty Ale.



13 comentarios:

El Universo de la Cerveza dijo...

Muy buena y muy completa tu aportacion, me ha gustado mucho. Que pena que aqui a España solo traigan la Miller, Coors, Bud, cervezas para mi gusto simplemente refrescantes pero nada del otro mundo, me encantaria probar muchas mas. Tambien te digo que hay una cerveza estadounidense que me encanta y que es posible encontrar en España y es la Rolling Rock, una Lager muy muy rica, vamos, para mi gusto.

Saludos cerveceros.

Nicolino dijo...

Buenas. Es raro que en España no se consigan mas... Si algún día te das una vuelta por Londres, allí podrás conseguir Sierra Nevada, Goose Island, Great Divide, Anchor y alguna que otra más. También podrás disfrutar alguna pinta de bitter en un hermoso pub, pero esa es otra historia...

Iker dijo...

Completísima aportación a la ronda, y la verdad es que es una pena lo de las cervezas americanas, ya que a uno se le ponen los dientes largos al oir hablar de ellas!

Chela dijo...

Qué tal amigo Nicolino? Muy interesante y detallado aporte a la Ronda.Actualizando un poco la información, a día de hoy, en España se pueden conseguir cervezas de las siguientes microbreweries gringas, y te paso a relatar:

Samuel Adam's
Anchor
Left hand
Sierra Nevada
Great Divide
Flying Dog

Todas ellas o bien en bares gracias a la labor de distribución y de interés de la gente del bar claro, y también via online( pero en tiendas españolas de capital español, no pidiendolas fuera)

Por las que pude probar(Pale ale de Sierra Nevada, Steam y Porter de Anchor, Boston Lager de Adam's y cream Stout de Left Hand) para mí la cultura yanki de las cervezas independiente es absolutamente genial, idea que me corroboró un poco las que pude probar traidas explicitamente desde allí: Stone Celebration double IPA, Deschute Porter y Pale Ale Full Sail.

es sin duda la cultura más sorprendente hasta la fecha y quizás la de mayor proyección

Haya Salud

P.S.- Carls, la Sam Adams la puedes encontrar, si no me equivoco, en la Internacional, si no la tienen preguntales a ellos por si la van a pedir. Pruebala a ver que te parece y lo comentamos.

Chela dijo...

Claro que no dije que soy un absoluto enamorado de las cervezas amargas jejejeje y la maestría de los gringos cerveceros a la hora de trabajar con sus propios lúpulos y el dominio del dry hoping que tienen hace que a mí sus cervezas con este carácter me sepan a gloria jejejeje

Nicolino dijo...

Buenas Chela. Las Great Divide son muy interesantes, tal vez un poco "pasadas de rosca" pero interesantes... La Anchor porter me parece un muy buen ejemplar del estilo, muy correcto y balanceado. Flying Dog y Left Hand las pude probar en UK, no están mal, la que mas me gusto de las que probé es la left hand milk stout, practicamente chocolate liquido, aunque cansa un poco despues de un par de tragos...

Lúpulo Feroz dijo...

Enhorabuena por el post. De lo más completo que he leido en mucho tiempo. Claro, preciso y ameno.
Un saludo desde Asturies

El Universo de la Cerveza dijo...

Te informo que ya puedes ver el resumen de La Ronda #5 en http://eluniversodelacerveza.blogspot.com

Saludos cerveceros.

Nicolino dijo...

Gracias por el comentario Lupulo.

Pivní Filosof dijo...

Nicolino, recién ahora me puse a leer tu ronda. Muy buena.
Un par de observaciones.
Altbier no es una ale, es una Obergäriges Lagerbier, o sea, lager de fermentación alta. Más allá de que las levaduras utilizadas por una simplificación comercial sean llamadas ale, la cerveza no lo es.
En la escuela británica te olvidaste mencionar Baley Wines, IPA y otras variedades fuertes. Es cierto que las cervezas que más se toman en los pubs son ligeras de alcohol, pero los británicos tienen una gran tradicion en Ales fuertes.

Nicolino dijo...

Filosofo, gracias por el elogio. Ahora respondiendo al tema de las Alt (y también pienso lo mismo respecto de las Kolsch), tuve oportunidad de ver el intercambio de conceptos sobre este tema que tuviste en algun otro blog con otro blogger, que ahora no recuerdo el nombre, y me parecio muy interesante. Pero desde mi punto de vista, las Alt son claramente ale, por utilizar una levadura de fermentación alta (variable que es en definitivamente la que, para mi, divide entre ales y alts). Esto es claramente subjetivo, ya que entiendo que segun lo que sostenés vos las Alt no son otra cosa que lagers de fermentación "alta" para mi no son otra cosa que ales que tienen la particularidad de pasar por un proceso de "lagerizacion" (maduracion en frio prolongada) =). Ademas por caracteristicas organolepticas, las encuentro mucho más cerca de una ESB o una Amber Ale que de cualquier estilo lager.

En cuanto a lo de los estilos fuertes en la cervecería británica tenes toda la razon, si bien el caballo de batalla de la cervecería britanica, hoy en dia, son las cervezas de "sesión", es casi una falta de respeto pasar por alto que fueron los creadores de los barley wines ("las ales de octubre"), las IPAs (mi estilo preferido) y de un estilo que, correctamente ejecutado, me parece una de las expresiones mas sublimes del arte cervecero: las Old Ale.

Un abrazo.

Chela dijo...

Vuelve a surgir el debate de nuevo en torno a las fermentaciones algo que es más que enriquecedor. El problema de base, sin duda está en las nomeclaturas. Personalmente no creo en ñla generalización fermentación alta=ale/fermentación baja=lager. Ale es la cerveza británica aquella que en su día se diferenciaba de las del continente por ser hechas sin lúpulo.El nombre y la identificación popular fue tan importante que incluso después de la llegada y asentamiento del lúpulo en UK, el nombre permaneció y se usa para referirse a las cervezas británicas de fermentación alta. michael Jackson en su afán por hacer cercano el complejo mundo de la cerveza a un buen número de aficionados( especialmente yankies ) fue el primero que empezó a generalizar el término ale para referirse a todas las cervezas de fermentación baja, no sin interés comercial ya que ale ess un nombre familiar para los anglosajones y así les permitía sentir más cercana la cerveza europea continental de fermentación alta-especialmente la belga. Como manera rápida de acercarse a la cerveza es útil pero no lo veo preciso ya que una cosa es compartir un punto de fermentación y otro muy diferente compartir propiedades. Hay que observar también que ningún belga llama a su cerveza ale si no que utiliza el nombre común y local que tienen. Esto es algo muy importante ya que permite, a mi juicio, separar y demarcar estílos, reconocer las cualidades y respetar el vínculo que cada cerveza tiene con el pueblo que la elabora.

Las alt, como bien sabéis, son cervezas que se hacen al modo antigüo, que es lo que significa la palabra alt en alemán, o sea a la manera de hacer cerveza antes de que se "descubriera" una levadura que actuaba a temperaturas bajas y que esa cerveza con un porceso de guarda se afinaba. Alt pues se refiere a la cerveza que se elabora como antaño, con levaduras de alta fermentación sólo que estas son versátiles y pueden someterse a lagering dandole unas características únicas en el mundo. Lo que hace a las Alt ser alt es precisamente eso, el ser hechas de esta manera y eso las diferecia de ales británicas, de lagers europeas y de cervezas de fermentación alta belga. Lo mismo ocurre con las Kölsch. Yo veo un poco un precedente en este tipo de hacer cerveza de las steam beer yankies igual estoy divagando...

Barley wines, old ales, strong ales son algunos tipos de ales que muchos aficionados desconocen y que sorprenderían bastante a aquellos que sólo ven session beer allá donde hay toda una rica cultura cervecera. De todos modos, hacer buena session beer para mi es más que loable pues es sin duda una propiedad que no todas las cervezas pueden alcanzar.

Haya Salud

Pivní Filosof dijo...

chela lo dice bien. No todas las cervezas de alta fermentiación son Ales. Además los alemanes llaman a las Alt y las Kolsch lagerbier, así que quiénes somos nosotros como para cuestionar la nomenclatura utilizada por la misma gente que elabora dichas cervezas.
La confusión proviene por la simplificación comercial a la hora de agrupar las levaduras, todas las de fermentación alta se llaman levaduras Ale, y esto incluye a las utilizadas para las Weizenbier, que a nadie se le ocurriría llamar na Ale.
Ron Pattison ha escrito varios artículos al respecto que creo dejan bien en claro la diferencia entre Ales y cervezas de fermentación alta continentales.